Andrés Beltrame, uno de los primeros intérpretes de la canción nativa, falleció un 5 de mayo

Folklore Andrés Beltrame

Andrés Beltrame, instaló en la Capital Federal una de las primeras academias para enseñar las danzas nativas. Fue además compositor y poeta.

Siempre es bueno rendir homenaje a quienes han dejado un legado en las raíces culturales que nos identifican. Los tiempos actuales son fugaces, y en ocasiones casi no queda un espacio para poder darnos lugar a reflexionar, acerca de aquello que hacemos o disfrutamos con respecto a la cultura, que también es una manera de que las expresiones continúen.

Andrés Beltrame, nació en La Emilia, el 19 de junio de 1880: “Autodidacta; al margen de sus menesteres como receptor de cereales, se dedicó a la recopilación de las expresiones tradicionales y folklóricas de la provincia, y luego del país.

Fue el primer maestro de danzas folklóricas argentinas, y uno de los primeros intérpretes de la canción nativa, por radiofonía, cuando solo existían los aparatos de radio a galena.

Instaló en la Capital Federal una de las primeras academias folklóricas para enseñar las danzas nativas. Publicó 31 Cuadernos de Danzas Folklóricas (texto y coreografías) que sirvieron de base a posteriores estudios. Fue además compositor y poeta”.

“Hay que bregar, ciertamente – añade el comentario – por el mejor conocimiento y la difusión de nuestras expresiones folklóricas. Pero hay que hacerlo con seriedad, sin tendencias equivocadas, ni mistificaciones. El folklore, acervo cultural del pueblo, debe ser acrecentado pero no desvirtuado ni explotado aviesamente. No debe ser tomado como una moda, ni un pueril pasatiempos, ni un negocio. Hay que considerarlo con respeto, con honestidad y con amplitud. Estimar sus auténticos valores y rechazar aquello que es preciso superar en una obra de efectiva elevación de la cultura del pueblo”.

Andrés Beltrame se entregó con pasión al estudio y la divulgación de nuestro arte nativo lejos. El señaló la buena ruta y, en cuanto pudo, la siguió sin impaciencias ni vanidad. Consultaba los dictados de su corazón y de su inteligencia y respondía, así, a las más altas y limpias tradiciones de la tierra nuestra. Su mensaje era el de los sufridos hombres con quienes había convivido y cuyos  dolores y esperanzas supo recoger e interpretar.

Beltrame se marchó el 5 de mayo de 1949. Sin ruido, serenamente, como había vivido, trabajado y soñado. Su memoria merece un recuerdo de emocionado afecto; su obra hará que su nombre quede como testimonio de una vocación y un fervor ejemplares al servicio desinteresado e inteligente de la música y la danza nativas.

One thought on “Andrés Beltrame, uno de los primeros intérpretes de la canción nativa, falleció un 5 de mayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *