EL BATERISTA MARTÍN CARRIZO SOLICITA AYUDA PARA SU TRATAMIENTO

Una de las especiales cualidades que se destaca de los argentinos es su solidaridad. Esta se pone de manifiesto muchas veces por nobles causas que necesitan un aporte para ser impulsada. En este caso se trata de un caso en particular por el cual una persona pide ayuda para concretar un tratamiento.

El baterista Martín Carrizo, quien tocó con Indio Solari y Gustavo Cerati, entre otros, está solicitando ayuda para tratarse en Estados Unidos de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que le diagnosticaron hace cuatro años.

El músico, de 47 años, que en los 90 se hizo conocido tras los parches de A.N.I.M.A.L. pide a través de las redes sociales que «60.000 amigas y amigos» aporten 100 pesos para «este recorrido de sanación».

«Nunca, nunca, nunca bajes los brazos» termina el mensaje de Carrizo antes de informar el número de cuenta en pesos del Banco Patagonia 010-006242734-000 MOLDE.PUEBLO.RAYO y el CBU 00310010408006242734006.

De qué se trata esta enfermedad

El ELA es una enfermedad del sistema nervioso que debilita los músculos y afecta las funciones físicas.

En 1874, un doctor francés llamado Jean-Martin Charcot describió por primera vez la Enfermedad de la Neurona Motora (ENM).

El término cubre un grupo de enfermedades relacionadas que atacan las neuronas motoras (también llamadas motoneuronas). Estas son células nerviosas que se encuentran en el cerebro y la médula espinal. Controlan el funcionamiento de los músculos. Los mensajes gradualmente dejan de llegar a los mismos, lo cual lleva a tener debilidad, rigidez y atrofia.

El ELA es una condición que limita la vida en forma progresiva y que puede afectar el caminar, el habla, la deglución y la respiración. Sin embargo, no todos los síntomas necesariamente les suceden a todos y es poco probable que todos ellos se desarrollen al mismo tiempo, o en algún orden específico.

Si bien no existe actualmente una cura para la ELA, los síntomas pueden ser manejados para mejorar la calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *