CARLOS ACOSTA SERÁ PARTE DE LOS FESTEJOS DE LOS 500 AÑOS DE LA HABANA

Se viene una de las celebraciones más esperadas y significativas que ha generado una enorme expectativa, podría decirse que en gran parte del mundo.

El bailarín y coreógrafo cubano Carlos Acosta interrumpirá este fin de semana su retiro de los escenarios para bailar dos piezas incluidas en la temporada “Evolución”, con la que su compañía Acosta Danza celebra los 500 años que la ciudad de La Habana cumplirá en noviembre, apuntó la agencia Efe.

El emblemático Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso será la sede de “Evolución”, que incluye además “Fauno”, de Cherkaoui, “Paysage, soudain, la nuit”, del sueco Pontus Lidberg, y “Satori”, del joven bailarín Raúl Reinoso, estrenadas anteriormente con gran acogida del público habanero.

Acosta, primer bailarín de raza negra en interpretar grandes papeles clásicos en las principales compañías del mundo, bailará “Mermaid”, del belga Sidi Larbi Cherkaoui y “Rooster”, del británico Christopher Bruce que recrea, con música de The Rolling Stones, el ambiente de alegría del Londres de los años 60.

Conocido como el “dios negro del ballet cubano”, Acosta, nacido en La Habana en 1973, es uno de los bailarines cubanos de mayor fama internacional.

El artista continuará sus presentaciones en el Gran Teatro los días 27, 28 y 29 de septiembre, dentro de un calendario de festejos por los 500 años de la capital cubana, que comenzó a finales de 2018 y se extenderá más allá del 16 de noviembre, la fecha oficial de fundación de la antigua villa de San Cristóbal de La Habana.

Hasta hace poco, el nombre de Acosta resonó como posible candidato para continuar la obra de la legendaria Alonso, que está a punto de cumplir 99 años, al frente del Ballet Nacional de Cuba (BNC), responsabilidad que todo parece indicar recaerá en la actual subdirectora del BNC, la celebrada bailarina Viengsay Valdés.

En 2015 regresó a Cuba para fundar Acosta Danza tras dejar el Royal Ballet de Londres, donde fue primer bailarín entre 1998 y 2003, y desde entonces ha dejado su marca en la escena cubana con un estilo ecléctico, con tendencia a lo contemporáneo pero sin abandonar las raíces clásicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *