Flores que pintan el sur

alejandra-alesso

100_0540-1 img_20161014_224809

 

Nauquén.
 Alejandra Alesso es una talentosa artista plástica, nacida en Córdoba pero radicada en Caviahue, Neuquén. Hace pocos días fue parte de una excelente exposición Patagonia Arte 2016 llevada adelante en la Casa de la Historia y de la Cultura de la ciudad de Centenario, en medio de un importante marco de gente.

Contenta con el evento y su trascendencia Alejandra dialogó con Cultura al Norte acerca de su carrera, su presente y como compone sus obras y la elección de las mismas a la hora de realizar una muestra.

“Estudio Sumi-e (Tinta sobre papel de arroz) una milenaria técnica japonesa, que consiste en la contemplación de la naturaleza y su lema «decir lo más, con lo menos». Esta me es trasmitida con su generosidad por Maggy Eve Risdon. En su pequeño taller, me organizo para realizar la pintura donde hacemos la ceremonia del té, donde también llevamos a cabo la selección de obras para su futuro montaje”, dice a manera de presentación.

¿De qué se trata la obra que estas presentando?
Lo que hoy muestro consiste en un registro de flores cordilleranas inspiradas en la naturaleza de la zona de Caviahue, que se dan en la alta montaña realizada en tintas sobre seda, donde destaco en primer lugar la flora y la inmediata presencia del vacío. Este nuevo proyecto ha sido expuesto en 3.60 Multiespacio de Arte, Casa de las Leyes Neuquina, Centro Cultural Caviahue, en la Casa del Bicentenario (Bs As) y Casa del Bicentenario (Centenario) Patagonia arte 2016.

¿Cómo llegaste a participar del Patagonia Arte 2016?
Esta es la primera vez que tengo la posibilidad de mostrar en Centenario y en Patagonia arte 2016. Luego de un extenso año de exposiciones, en Buenos Aires, Neuquén, Caviahue, hoy Aníbal Jofré organizador de Patagonia Arte 2016 me convocó a participar de este importante evento que se viene realizando hace 5 años y con gusto decidí mostrar mi producción, en la Casa del Bicentenario de Centenario un hermoso espacio expositivo. Rodeada de prestigiosos artistas neuquinos y mi colega la Arquitecta Patricia Inés Gómez, la cual realiza la misma técnica y compartimos a la prestigiosa maestra Maggy Risdon la cual nos guía en este hermoso camino de una técnica poco convencional.

¿Las realizaste exclusivamente para la muestra o son obras que las vas llevando por distintas muestras o exposiciones?
Mis trabajos son de pequeñas dimensiones, varían entre 20 x 30cm. y 40 x50cm. Esto me permitió mostrar en un solo panel 11 obras de esta nueva producción, hubo obras nunca antes mostradas, las que estuvieron en la casa del bicentenario de Buenos Aires, ganadoras del premio «Opera Prima» artistas contemporáneos 2016 ya que me pareció una excelente oportunidad también de poder exponer las obras premiadas para que los neuquinos puedan apreciarlas.

¿Cuál fue la opinión de la gente?
La aceptación del público fue increíble, durante los tres días hubo mucha circulación de gente, pese al mal clima de todos los días ya que estuvo lluvioso, pero la gente se animó, salió igual y lo disfruto muchísimo. Todas las jornadas estuvieron ambientadas por el artista Marcelino Zitti, y eso fue un plus que le puso mucha onda. Eso ayudó a que saliera del ámbito de galerías y muestras convencionales.

¿Personalmente que te pareció?
Fue una sensación hermosamente placentera, poder compartir y conocer a muchos colegas capitalinos, intercambiar conocimientos, charlar de arte con ellos, ver una vez más al público disfrutar y admirar la simpleza de mi obra, donde el único objetivo es poder mostrar las flores de un lugar tan árido como es en el que vivo, Caviahue a 1650 mtrs. El único pueblo con clima subantártico de la argentina, rodeado de un imponente bosque de araucarias, coronado con el volcán Copahue y rodeado de azufre.

¿Qué balance haces?
Una vez más, me invade la inmensa alegría de compartir con el público mi obra, ver el asombro y la admiración con la que contemplan las flores cordilleranas que forman parte de mi vida cotidiana. La misma admiración con las que las contemplo para poder plasmarlas en la seda, ya que estas están realizadas en tintas sobre seda, una vez más vuelvo desbordante de felicidad a seguir trabajando en la producción de mi obra a la montaña, para poder mostrar nuevas y maravillosas flores que aún me quedan por plasmar.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *