Legüereale: el bombo legüero lejos de los estereotipos

Legüereale, un original colectivo conformado por doce músicas, cantoras y bailarinas, presentará su segundo disco, «La Paz del Fuego», el jueves 12 en el barrio de Boedo, con una propuesta que combina un ensamble de bombos y tambores con la canción y la danza, a buena distancia de estereotipos más cerrados del tradicionalismo folclórico.

La idea primaria de la formación, si bien nacida a partir de una convocatoria a bombistas en la ciudad de La Plata, evolucionó hacia una performance colectiva en la que aparecen nuevos timbres y el desarrollo de una lírica que terminó de definir una marca distintiva en relación a otras formaciones percusivas.

«Para nosotros sería mucho más cómodo trabajar en una línea más claramente recostada en lo afro o en lo latinoamericano, pero apostamos por algo más novedoso y la verdad es que la repercusión ha sido muy buena», expresó a Télam Yanil Abu Aiach, a cargo de la dirección, voz, cuerdas, percusión y zapateo de Legüereale.

«Si bien el punto de partida fue el bombo, lo que menos van a encontrar es algo folclórico en su forma más tradicional. En ese sentido, la propuesta moviliza, incluso, a veces choca. Esa reacción nos interesa. Porque inquieta al público, lo compromete con la propuesta. Además, claro, el hecho de que seamos todas mujeres también rompe más frente a esa forma de concebir la tradición», explicó.

Legüereale, formada en 2012, es hoy una comunidad de mujeres artistas independientes de la ciudad de La Plata cuyos lazos y relaciones desbordan el trabajo habitual de un grupo musical. En sus espectáculos, el bombo legüero atraviesa con fuerza el sonido del grupo, combinado con los tambores, el canto, los instrumentos armónicos y melódicos, y la danza flamenca, africana, contemporánea, de bombo arriba y zapateo, entre los lenguajes predominantes.

El grupo publicó un primer disco en 2015, «Celebración», y ahora presentará «La Paz del Fuego», previo a una gira internacional. Al sonido primario del bombo ahora se suma la guitarra, el violonchelo, el ronroco, la flauta traversa, cuencos e instrumentos de viento americanos y asiáticos.

«La metáfora del fuego es la metáfora del uso del poder. El poder de la construcción y el de la destrucción. Con sus límites, con su tránsito», apuntó Abu Aiach.

«La Paz del Fuego trata acerca de universos profundos: propone abrazar tu lado oscuro, reconocerte en tus sombras y dialogar abiertamente con tus miedos para trascender. El fuego transforma pero también puede extinguirte. Es un elemento poderoso y necesitamos de ese poder para enfrentar ciertos momentos», añadió.

Además de su directora, Legüereale también se compone con Leticia Roxana Farignon (percusión), Melisa Flavia Mora (percusión), Camila Lamaro (danza, percusión y zapateo), Paola Vanesa Buldain (danza y percusión), Antonela Maggi (danza, percusión y zapateo), Agustina Angelis (voz y percusión), Manuela Cuello (voz, percusión, audiovisuales), Tania Alejandra Mileta (flauta traversa), Malén Silvestre (violoncelo y cuerdas), Patricia Rosso (percusión), María Mercedes Sacchetti (producción, voz y percusión), Soni Aguilar (vestuario). Emiliano Navazo (sonido), Natanael Ullon (visuales) y Maite Diorio (producción).

La presentación del «La Paz del Fuego» se concretará el jueves 12 a las 21 en Hasta Trilce, en Maza 177 del barrio de Boedo. La cantautora Agustina Leoni actuará como invitada. (Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *